POR UNA CATALUNYA DE L@S TRABAJADOR@S. CONTRA LOS RECORTES Y POR EL DERECHO DE AUTODETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS

Comunicado de Izquierda Anticapitalista Revolucionaria IZAR ante el 27S

diada izar2El próximo 27 de septiembre tendrán lugar las elecciones catalanas. Estas elecciones están siendo marcadas por la cuestión del derecho de autodeterminación del pueblo catalán y su derecho a la independencia. El próximo 27S está en juego por tanto, para los partidos del régimen a nivel estatal, la cuestión de la unidad de España. Y para defender esa unidad están dispuestos a todo.

El estado español dispuesto a dar batalla por la “unidad de España”

Los partidos del Régimen del Estado español siempre se han puesto de acuerdo para defender la unidad de España a toda costa. El PP y el PSOE, aunque intenten diferenciarse de cara al 27S, acaban cerrando filas con respecto a la negación del derecho de autodeterminación de los pueblos y la defensa a ultranza de la Constitución del 78. Ese discurso es amplificado por parte de los medios de comunicación españoles que tratan de convencer al conjunto de la clase trabajadora (incluida la catalana castellanoparlante) de que sus problemas residen en el deseo de soberanismo en Catalunya y no en las políticas de austeridad llevadas a cabo por el gobierno central, por el gobierno andaluz o por el gobierno de la Generalitat.

Empiezan incluso algunos movimientos por parte del gobierno central para evitar cualquier iniciativa que vaya en el sentido contrario al que ellos desean. Así, el PP pretende modificar el Tribunal Constitucional mediante otra reforma constitucional exprés para que éste pueda sancionar e incluso inhabilitar a cargos públicos que no cumplan sus sentencias. Se está armando a una de las instituciones más sesgadas (recordemos que sus miembros son elegidos por los principales partidos del Régimen) para luchar contra la posible independencia de Catalunya. Y por si todo esto fuese poco, algunas voces del gobierno agitan incluso, aunque de manera velada, la opción de la intervención del ejército en Catalunya. Éste es el caso del Ministro de defensa Pedro Morenés que afirmaba que: “si todo el mundo cumple con su deber no hará falta que las Fuerzas Armadas tengan ningún papel”.

La burguesía catalana quiere dirigir el proceso y hacer olvidar los recortes

Los partidos que representan a la burguesía catalana parecen dispuestos a tensar la situación con la burguesía española utilizando la cuestión de la independencia como el único eje sobre el que debe girar el debate. De esta forma incluso la burguesía catalana está teniendo fracturas, prueba de ello es la reciente escisión de Unió. Tras siete años de crisis del sistema capitalista y una Catalunya líder en recortes en sanidad (reducción de 850 millones en los últimos dos años mientras aumentaba el gasto en la privada), en educación (reducción del presupuesto en un 14% y el despido de 1477 profesor@s) y con la tasa de desahucios más alta del Estado español, Convergencia y ERC pretenden hacer creer que todos los problemas que tiene la clase trabajadora y la juventud catalana proceden de Madrid.

Lo cierto es que en términos económicos y sociales el grado de acuerdo entre la burguesía catalana y la española es prácticamente total, el propio PP catalán no puso ninguna objeción a los presupuestos de Catalunya en 2014 salvo en el presupuesto destinado a la consulta del 9N. Esto no significa que no existan diferencias y competencias entre ambas burguesías. La tarea de l@s revolucionari@s es ensanchar las brechas que existen entre ambas burguesías a través de una perspectiva que defienda el derecho de autodeterminación del pueblo catalán y que a su vez, no deje en un segundo plano que hay que luchar contra los recortes, tanto los de Rajoy como los de Mas.

Podemos, presente el 27S mediante la candidatura “Si que es pot”: navegando entre el reformismo y el españolismo

La candidatura “Si que es pot” es el resultado de un acuerdo entre diferentes organizaciones entre las que cabe destacar EuiA, ICV y PODEM. Esta candidatura parte del ideario de PODEMOS a nivel estatal. El problema residiría en la gente que ocupan las instituciones, en la falta de transparencia y en la corrupción. Bastaría con ganar las elecciones para acabar con el paro, los desahucios, las desigualdades o la precariedad y se trataría por tanto de darle al capitalismo un rostro más humano. No se trata, en definitiva, de una candidatura en ruptura con el sistema capitalista ni con el régimen del 78.

El contenido de su programa, que está en consonancia con los programas presentados por PODEMOS en el resto del estado, lo deja claro. Ninguna alusión al no pago de la deuda, a la nacionalización de los sectores estratégicos y de la banca bajo control social o la expropiación de las viviendas vacías de las entidades financieras. En cuanto a la cuestión nacional juega con una ambigüedad premeditada. Su posición viene a apuntalar al Régimen del 78 ya que, aunque con la boca pequeña hable de derecho a decidir, se posiciona claramente en contra de la independencia y a favor de la unidad de España con el objetivo de no perder una parte del electorado y de postularse como una falsa vía intermedia.

La importancia de la cuestión nacional para la estrategia revolucionaria

Los diferentes conflictos nacionales que se dan en el Estado Español han sido y siguen siendo uno de los principales motivos de enfrentamiento con el estado central y de movilización con expresión política de masas. Cuestionan el statu quo nacido de la Transición, el régimen político y son, a día de hoy, uno de los eslabones débiles de la burguesía española. Esto puede abrir escenarios que pongan en tela de juicio el sistema capitalista. Sin embargo, actualmente bajo el paraguas de la independencia se encuentran sectores cuyos intereses de clase están enfrentados, dibujando un proyecto interclasista bajo la demanda de soberanía nacional. La expresión política de estos conflictos sigue estando dirigida por organizaciones de la burguesía nacional correspondiente, aunque existan también organizaciones independentistas de la izquierda radical con implantación en la clase trabajadora y en la juventud.

Para que la lucha por la emancipación nacional sirva también para la emancipación de clase es necesario construir un programa que ponga en el centro la necesidad de romper con el sistema capitalista, y a su vez, que este proceso sea dirigido por la clase trabajadora y la juventud, y en total independencia respecto a la burguesía y sus organizaciones. En ese sentido, pensamos que la candidatura para las elecciones del 27S que más representa un proyecto de clase y de emancipación de Catalunya a día de hoy siguen siendo las CUP. No entenderíamos que esta organización se sentara mañana a negociar con Artur Mas una posible investidura de Junts pel Si. El proyecto emancipatorio no pasa por una alianza nacional vacía, no pasa por sustituir a una burguesía (la española) por otra (la catalana).

Desde IZAR reafirmamos nuestro más enérgico apoyo al derecho de autodeterminación del pueblo catalán para que pueda decidir su futuro, asumiendo incluso la independencia de Catalunya si así lo deciden l@s catalan@s. Para ello, desde IZAR, nos comprometemos a la defensa de dichos derechos democráticos en el conjunto del Estado español y a buscar e impulsar la solidaridad activa de l@s trabajador@s con el proceso soberanista. Para que la clase trabajadora se emancipe tanto a nivel nacional como a nivel de clase será necesaria la colaboración con el conjunto de la clase trabajadora del Estado Español.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s