MAYOTTE: HUELGA GENERAL Y SILENCIO COLONIAL BLINDADOS POR LA REPRESIÓN

mayotte realEl 101º departamento francés ha vivido desde el 30 de marzo al ritmo de una huelga general indefinida hasta casi finales de abril, iniciada a su vez a raíz de las dos jornadas de huelga contra la Ley del trabajo, pero en ningún medio se ha hablado de sus barricadas en la Francia metropolitana, ni una línea, ni un segundo, y sin embargo Mayotte es un departamento francés.

En realidad es porque los 213 mil habitantes de Mayotte viven en una de las peores sociedades coloniales: hasta el 82% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza mientras que el coste de la vida es más elevado que en el continente, la tasa de paro es del 20% (46,5% en jóvenes) sin añadir el sumergido, y el analfabetismo bate records. Sólo hay un centro hospitalario con 2 camas para cada 10.000 habitantes y el número de escuelas es tan insuficiente que a veces los docentes rotan.

La situación social de la isla era y es explosiva. Los huelguistas y manifestantes quieren la aplicación inmediata e integral en Mayotte del código laboral de Francia, la aplicación inmediata de los convenios colectivos nacionales, la equiparación de las pensiones mínimas al nivel de la metrópoli, la toma en cuenta de la antigüedad en l@s trabajador@s de la función pública y la equiparación de toda las prestaciones sociales.

A mediados de marzo un colectivo de ciudadan@s había enviado una petición al Elíseo para reclamar medidas de urgencia y la toma en consideración de la situación económica y social inquietante que sufría el departamento. Este grito de alarma había sido firmado por más de 12 mil habitantes, un 10% de la población de la isla.

Pero el eslogan de “igualdad real” hace también referencia al informe del mismo nombre del diputado del PS Victorin Lurel al gobierno que debería regular los próximos 25 años en los territorios de ultramar: supresión del aumento del 40% de los salarios de los funcionarios, aumento de impuestos sobre las mercancías y el IVA para financiar la eliminación de las contribuciones fiscales de la patronal. El PS busca en Mayotte tasar a los más pobres para dar más a los ricos.

Para defender esta Ley del trabajo colonial contra los manifestantes, el poder ha hecho sacar sus carros blindados. Ya en noviembre, cuando se inició el movimiento que fue interrumpido por el estado de emergencia, su policía disparó munición real sobre los jóvenes. Romper el silencio sobre la huelga general en Mayotte es el mínimo para la clase obrera de la potencia colonial. También vincular su lucha a la de los residentes en el departamento porque la “Noche en pie” es la misma aquí y allí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s